Un buen desayuno es fundamental para empezar el día con energía. Es una de mis comidas favoritas a la que le presto mayor importancia, ya que aumenta el rendimiento físico, la concentración y la memoria, y sobre todo me mantiene con alegría y buen humor.

Me alegra decirte que alimentarse de manera saludable  y sin consumir mucho tiempo ¡es posible!

Este desayuno es ideal para consumir calentito en invierno y fresquito en verano. Unos de mis rituales es añadir siempre cacao a la leche ya que a mi personalmente no me gusta consumirlo sin nada. La mayoría de los productos los adquiero de origen ecológico, aunque también puedes utilizar los convencionales. Juega con los ingredientes y prueba las variaciones que quieras. Sobre todo ten en cuenta que los cereales sean integrales  y que tanto estos como la leche y el cacao no contengan azúcares.

Aquí comparto con vosotros esta receta tan fácil y rápida de hacer:


I N G R E D I EN T E S

– 2 puñados de cereales de espelta. Es una variedad del trigo y es considerado el cereal más antiguo del mundo. Contiene Lisina un ácido esencial por su contribución en la absorción del calcio y el desarrollo de nuestras defensas, y son fuente de numerosos minerales y vitaminas del grupo B. 

Avena integral. Es considerado el cereal más completo. Me encanta por la cantidad de energía y vitalidad que me aporta.Además contribuye a equilibrar nuestro organismo y restablecer el sistema nervioso.

Un puñadito de nueces. Son un gran alimento para nuestro cerebro y beneficiosas para nuestra piel gracias a sus antioxidantes y vitaminas. Recuerda optar siempre por su versión cruda o natural.

1 plátano.Contiene minerales esenciales como el potasio, calcio y el hierro entre otros y es la fruta que más consumimos en casa.

Leche de avena. Personalmente es la que más me gusta y la que consumo casi a diario. Previene el envejecimiento, el estreñimiento y nos aporta proteínas esenciales para fortalecer los músculos. Fíjate en su composición, e intenta consumir la que tenga mayor porcentaje de avena y no contenga azúcares.

Cacao puro. Si te gusta el chocolate no puede faltar en tu despensa. Si es posible que sea chocolate negro de más del 80%. Quizás al principio puede resultar algo amargo, da un poco de tiempo a tu paladar para que pueda acostumbrarse al intenso sabor. Ah! además es super estimulante, energético y mejora el estado de ánimo.

Canela en polvo. Quien no la conoce… es un potente afrodisíaco y aporta ese toque dulzón que me encanta, sobre todo en las bebidas calentitas cuando entra el frío.

 

Añade todos los alimentos en un bowl, déjalo reposar un poco y ¡ya está!

A.

2 comentarios en “Desayuno con cereales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *