Esta pasta de garbanzos de origen árabe, es una pieza estrella para vegetarianos, veganos y deportistas,  ya que proporciona una excelente fuente de proteínas y calcio. Hummus en árabe significa literalmente «garbanzo». Pero el plato que conocemos como hummus es «garbanzo con tahina» o garbanzo con pasta de sésamo.

Es una receta a la que suelo recurrir mucho. No lleva más de 10 minutos. Tradicionalmente se acompaña de pan de pita o verduras cortadas a tiras, aunque reconozco que me encanta con picos o pan de centeno.

RECETA DE HUMMUS CREMOSO

Para el paté de garbanzo

400- 500 g -un bote- de garbanzos cocidos sin escurrir

2 cucharadas de tahini

Zumo de limón de 1-2 limones

1 cucharada de aceite de oliva

1-2 dientes de ajo

2 cucharaditas de comino

Sal y pimienta negra molida al gusto.

 

Para decorar

Pimentón de la Vera |  Aceite de oliva

 

 

 

RECETA DE HUMMUS DE REMOLACHA

Esta receta es una variación del hummus tradicional, con un toque dulce  y con un color que no pasa desapercibido.  Además, al añadirle la remolacha obtenemos un alimento muy energético, cosa que lo convierte en un snack ideal para antes de entrenar y que además aporta vitamina C. O bien puede ser un entrante super sano, ligero y original.

 

Para el paté de garbanzo

400- 500 g -un bote- de garbanzos cocidos sin escurrir

200 g de remolacha cocida y pelada

El zumo de un limón

1 cucharada sopera de tahini

1 cucharada de aceite de oliva

1 dientes de ajo

2 cucharadas pequeña de comino.

Sal y pimienta negra molida al gusto.

 

Para decorar

Semillas de sésamo tostado

 

P R E P A R A C I Ó N

Mezclamos todos los ingredientes, con la pasta de sésamo y lo trituramos. Podemos usar un robot de cocina o una batidora de vaso o de mano. Tenemos que obtener una textura de lo más uniforme y cremosa posible. Si el hummus te ha quedado muy sólido, añade un poco de jugo de garbanzos o agua y vuelve a mezclar. Cuando tenga la textura y el sabor que a ti te gustan, mételo en la nevera y deja que se enfríe. Decoramos el hummus y lo servimos en un cuenco. Para acompañar, pan de pita tostado y/ o verduras cortadas a palitos, por ejemplo, apio, zanahoria y pepino.

 

Bon apettit!

A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *